miércoles, 17 de enero de 2007

"En la mira de los asesinos" (1985).


-- "A View to a Kill" (título original en inglés), "007: En la mira de los asesinos" (título en México), "Panorama para matar" (título en España), "Panorama per matar" (título en catalán). Estados Unidos / Inglaterra. Año 1985.
-- Dirección: John Glen.
-- Actuación: Roger Moore, Christopher Walken, Tanya Roberts, Grace Jones, Patrick Macnee, Patrick Bauchau, David Yip, Fiona Fullerton, Manning Redwood, Alison Doody, Willoughby Gray, Desmond Llewelyn, Robert Brown, Lois Maxwell, Walter Gotell.
-- Guión: Richard Maibaum y Michael G. Wilson, basados en los personajes creados por Ian Fleming.
-- Banda Sonora: John Barry.

-- "En la mira de los asesinos" en IMDb.
-- "En la mira de los asesinos" en la Wikipedia en inglés.

¿DE QUÉ SE TRATA?

James Bond está metido hasta el pescuezo tratando de salvar la vida mientras es emboscado por agentes de la KGB en Siberia. Sale de ésa, por supuesto (¿esperaban ustedes otra cosa?), y se descubre que el chip, el objetivo del viaje de Bond, es idéntico a uno fabricado por el industrial Max Zorin. Bond viaja a París, a investigar a Zorin, y la investigación comienza a arrojar resultados insospechados. Como, por ejemplo, que Max Zorin gana las carreras de caballos gracias a microchips sumamente sofisticados (para la época, claro). O que Zorin tiene un turbio pasado al lado de la KGB. O que Zorin es un psicópata que ha perdido el seso merced a experimentos médicos de la Dupla Villanos de Oro Nazi/KGB. O que Max Zorin está planificando un atentado terrorista mayor para aniquilar a todo Silicon Valley y hacerse con el monopolio mundial del mercado de los microchips, que como todos saben, es el futuro (y en ese entonces realmente ERA el futuro).

EL ESPÍRITU DE LOS TIEMPOS.

Con trece películas a sus espaldas, la saga Bond había sobrevivido a prácticamente todo, incluyendo la amenaza que había significado "Nunca digas nunca jamás" contra su barco de la temporada 1983, la entrega "Octopussy". Ahora, la Guerra Fría seguía intensificándose, y por ende, los rusos seguían siendo los villanos del cuento. Pero en las dos entregas anteriores ("Sólo para tus ojos" y "Octopussy") había faltado algo esencial en una Bond, y ese algo era un supervillano dispuesto a comerse al mundo, de manera que arreglaron que Max Zorin fuera un engendro de los rusos, para que siguieran siendo los malos, pero que había desarrollado su propio plan maligno por cuenta y riesgo personal. Para adornar todo esto inventaron una trama con un tema de moda, en ese entonces los microchips, que aparecen como la solución mágica para todo (a pesar de que, aparte de hacerle dopping a un caballo, no se ve que sirvan de mucho en la peli), y para darle más aire de supervillano al malo, lo hicieron una víctima de experimentos médicos.

¿POR QUÉ VERLA?

-- Christopher Walken. Sí, el tipo que se desquició para siempre luego de jugar a la ruleta rusa con cara de bobobolobón en "El francotirador", interpreta a un superhombre psicótico víctima de experimentos médicos nazi/rusos. Y es que Walken le han quedado siempre los papeles borderline, de modo que aquí se luce a discreción.

-- Las chicas Bond, sin ser la gloria, tienen algún reconocimiento. Grace Jones como la malvada negra comehombres no deja de imponer presencia (y pone en una situación bastante lastimosa al pobre Bond), mientras que Tanya Roberts compensa lo escuálido de su personaje (tanto por el rol como por las cualidades actorales que tiene que sacarlo adelante) con su exhuberante anatomía de ex Angel de Charlie.

-- El plan del villano es... Bien, "interesante" creo que sería una palabra adecuada, pero por otra parte, huele a plagio a la legua, concretamente del plan maligno malignísimo de Lex Luthor en "Superman", de lucrarse con un cataclismo provocado que matará a millones de inocentes y blah blah blah.

-- A quien le interese la trivia, es la despedida de Roger Moore como Bond, y de la fiel Lois Maxwell como Moneypenny (rol interpretado por ella desde "El satánico Doctor No"... ¡22 años antes!).

IDEAL PARA: Ver una Bond más.

No hay comentarios.:

Seguidores